29 mar. 2011

Argentina: Historia de 2 tapas

LQSomos. Mónica Oporto. Marzo de 2011.

¿Qué puede extrañar esta tapa? ¿Cuál es la diferencia entre esta tapa y la de todos los días, si esta es la tapa de todos los días, la tapa de la desinformación a la que siempre han echado mano para "formar opinión", de transmitir ideología?

Una tapa por demás elocuente para un medio que apañó golpes de estado, se congració con cortes de ruta sojeros...

Es la tapa de siempre. ¿Por qué?
porque es la tapa del no-decir (adoptando el lenguaje cobista) que la noble propietaria tiene dos hijos "adoptados" durante la dictadura militar;
es la tapa del no-decir que se apropiaron de Papel Prensa;
es la tapa del no-decir que la empresa ha negado sistemáticamente la expresión de sus trabajadores impidiendo la instalación de la comisión interna;
es la tapa del no-decir que la empresa despidió a cien trabajadores y no los volvió a reincorporar hasta que, luego de una elección en la que votaron más de 260 afiliados, la comisión interna de la empresa Artes Gráficas Rioplatenses (AGR), perteneciente al grupo Clarín, se logró reinstalar a nueve delegados que habían sido despedidos entre 2008 y 2010. Como en las peores épocas de la dictadura, Clarín no quiere comisión interna ni democracia sindical;
es la tapa del no-decir que hasta ese momento jamás el grupo Clarín había reinstalado a un delegado despedido;
es la tapa del no-decir que la empresa había impedido tres elecciones internas a lo largo de 2010;
la tapa del no-decir que la empresa sobornó y amenazó para conseguir candidatos que le garantizaran el fin de la comisión interna que había despedido;
es la tapa del no-decir que eliminó sistemáticamente toda representación sindical de los trabajadores y que dejó afuera de la votación a cualquiera que pudiera votar la vuelta de la comisión despedida, implementando francos o bien otorgándoles las vacaciones para mermar todo posible apoyo;
es la tapa del no-decir que más de cuarenta compañeros identificados con la comisión interna fueron licenciados pero diez de estos compañeros se acercaron y los votaron; es la tapa del no-decir que la empresa reforzó la "seguridad" interna a fin de presionar y perseguir a los miembros de la comisión interna y a cualquier persona que se les acercara.

Esta tapa es la misma de todos los días. Una tapa que NO DICE, que no refleja la realidad, y eso es todo un mensaje.
Es una tapa igual de tramposa que la de todos los días.
Aunque no fue esta la tapa de Clarín del 24 de marzo de 1976.

A modo de aclaración, para quien no conoce esta historia

Clarín dejó en la calle hace varios años a los delegados de planta, y durante mucho tiempo vienen luchando (Ministerio de Trabajo y Justicia de por medio) por lograr la reincorporación de los sindicalistas combativos que, por suerte, nunca bajaron los brazos.
Hace escaso mes o mes y medio se llevó a cabo una asamblea. El grupo Clarín no permitía que se votara ni se realizara asamblea alguna pero debió acceder por la aplicación de la ley. Cuando "accedió" armó una lista opositora a la lista de los trabajadores que incluía a los que habían sido dejados sin trabajo hace varios años por actividad sindical. Esta última fue la lista que ganó, ¡aun estando los trabajadores fuera de planta! La justicia los obligó a reincorporarlos. Los reincorporó. Hasta ahí fue una lucha desde afuera y desde adentro. Para los que quedaron afuera fue muy duro, sobrevivieron por la acción de familias y compañeros, siempre en lucha contra el monopolio, y recibían de tanto en tanto amenazas contra ellos o sus familias.

Con los trabajadores reincorporados comenzó a cometer acciones de persecución y hostigamiento. Hoy uno de ellos denunciaba (en el canal público, o en CN23, o en diario tiempo argentino o en elargentino.com que son de los pocos medios que merecen mi confianza) que si bien los reincorporaron no les han asignado tarea alguna, que han contratado personal de "seguridad" dentro de la planta que son quienes andan permanentemente detrás de ellos. Si algún trabajador se les acerca para decirles algo, luego se toman represalias contra ese trabajador (suspensión, desaparición de su fichado de entrada y descuento del día, etc.). A tal punto llega la acción intimidatoria contra los reincorporados a lo que se suman amenazas de volver a quedarse sin trabajo, que ayer decidieron hacer una sentada en la puerta del diario Clarín (ellos, sus familias y amigos) y del otro diario La Nación (para nosotros es la NAZIón). Por lo que dijeron el bloqueo a Clarín le impidió ingresar con camiones a retirar los diarios para ponerlos a la venta ayer, pero la naZión tenía una entrada alternativa que NO UTILIZÓ a fin de victimizarse. El tema es el atropello a la libertad sindical, a los derechos de un trabajador (suficiente que sea contra uno para que sea contra todos).

Un político argentino un poco payasesco él, dijo cierta vez una frase que retrata lo que hace Clarín: "ataca como partido político y se defiende con la libertad de prensa" (César Jaroslavsky). Los trabajadores de un diario hacen lo mismo que haría un trabajador de una fábrica de heladeras, toman las mismas medidas y el "medio" pulpo monopolio responde sacando hoy un diario con ¡la tapa en blanco! Ah, y sacó a la calle la edición de ayer (¡¡que dijo que iba a regalar!!) ambas a la venta.

El resto de los saltimbanquis y correveidiles del grupo monopólico pusieron en acción su estrategia de invisibilización de la realidad y, en lugar de clarificar sobre los hechos que llevaron a la medida de los trabajadores y la injusticia de que fueron víctimas durante años, se pusieron a "juzgar a la víctima" es decir, están más atentos a ver si dentro de las personas que permanecieron en la sentada había gente de la juventud peronista (kirchneristas) o del gremio de camioneros (de la gente del sindicalista Hugo Moyano, secretario gral. de la CGT y sindicalista del gremio de camioneros al cual le están tirando con munición gruesa). Nada más eso les preocupó, y no están diciendo las causas reales de la acción de los trabajadores de Clarin. Esta tarde estaban convocadas las partes en conflicto al ministerio de trabajo, lo más seguro es que la parte patronal no se presentara.

Más artículos de la autora:

1976: El proyecto económico de la dictadura. Ellos tenían un plan...

 

Vargas Llosa “el renegau”

 

Haití: "tan lejos de Dios y tan cerca de los Estados Unidos"

 

Bajen las armas que aquí solo hay pibes