6 oct. 2011

La explicación derechista de la crisis y el articulista Manel Fuentes

LQSomos. Antoni Puig Solé. Octubre de 2011.

Cada vez que uno salgo a la calle te das cuenta de la decadencia a la que nos ha conducido la crisis. Las construcciones que se vuelan en vender pero no se venden se multiplican y hay un montón de espacios comerciales vacíos tanto en el centro como en la periferia de las ciudades.
Ahora bien, el problema más grave es la realidad diaria de millones de personas, cada día más dura. Por otro lado, la zona del euro corre el peligro de hundirse como consecuencia de sus defectos de diseño. Todo esto debería servir para tomar conciencia que nuestro modelo de crecimiento ha fracasado y que por lo tanto debe cambiar. Pero esta conciencia no se generaliza, entre otras cosas, por que hay una pandilla de articulistas y comentaristas que día a día se obstinan que se hable de todo menos de las verdaderas causas de esta crisis.


Un ejemplo lo tenemos en el artículo que Manel Fuentes ha publicado en el Periódico. Estamos hablando de un personaje que por lo visto, logra niveles altos de audiencia y por lo tanto tiene capacidad de convencer a mucha gente.

Según nuestro articulista la explicación de la crisis la encontramos en la ley de la gravedad. Nos dice que mucha gente quiso volar demasiado alto y por culpa de su actitud imprudente ahora caen y las consecuencias las pagamos todos.

Esto es, ni más ni menos que el argumento apunta a culpabilizar de la crisis únicamente a los que se endeudaron. Ahora bien, ¿se hubieran endeudado tanto si los bancos, y los medios de comunicación de masas, no hubieran sido predicando durante años y años sobre las supuestas ventajas que se derivaban de este endeudamiento? ¿Lo habrían hecho, si sus condiciones laborales no hubieran sido un tanto precarias y su poder adquisitivo hubiera sido más elevado? ¿Y si se hubiera garantizado el control público del suelo evitando así el incremento astronómico de las viviendas?

No podía faltar en el artículo, la referencia obligada al endeudamiento de las administraciones públicas. Esconde que el endeudamiento no es la causa sino la consecuencia de la crisis ¿No recuerda que los que nos explicaban las excelencias del ladrillo y del AVE y los que hacían negocios con las concesiones de la obra pública son los que ahora justifican y realizan las políticas de recortes?

Pero el más cómico de todo es la parte final del artículo, donde nuestro flamante periodista se permito el lujo de dar lecciones a la izquierda empleando el mismo estilo al que nos tiene acostumbrados Pilar Rahola. Viendo las coincidencias entre los escritos de las dos estrellas mediáticas, yo diría que sus artículos salen de la misma factoría.