21 jul. 2011

Victoria a la impunidad

LQSomos. Cristina Calandre Hoenigsfeld. Julio de 2011.

Hasta hace muy poco,  una placa que estaba pegada al Instituto de Física – Química  en el Campus del CSIC, calle Serrano de Madrid,  decía  “A la Junta para ampliación de estudios e investigaciones científicas 1907-1938 Consejo superior de investigaciones científicas  -MCYLXXXYI”


  Recientemente han sustituido esa placa por otra nueva en donde dice lo mismo, pero en vez de 1938 pone 1939.

Esto podría parecer,  que no tiene demasiada importancia, pero no es así y conseguir que se modificara ha supuesto mucho tiempo y esfuerzo de muchas personas, que paso a resumir a continuación:

La relación que ha tenido el Consejo Superior de Investigaciones Científicas con la Junta para Ampliación de Estudios, ha  basculado, desde   su aniquilación  y olvido  total   durante el franquismo,  a una reivindicación a partir  de 1986, fecha en la que se coloca esa placa, hasta llegar a la actualidad, en donde   a partir de la conmemoración del centenario de la JAE  en el año 2007, los actuales investigadores dicen sentirse más herederos de la JAE que del CSIC franquista. Recordaremos que la JAE fue hija de la ILE (Institución Libre de Enseñanza ) y que alumbró a su vez a la Residencia  de Estudiantes , al Centro de Estudios Históricos, el Instituto Nacional de Ciencias Físicas y Naturales, ó el Instituto Escuela.

Por otro lado , en febrero del 2010 , un grupo de personas relacionadas con familias de la Institución Libre de Enseñanza y de la Junta Para  Ampliación de Estudios , nos unimos para solicitar , mediante una carta dirigida a los Ministros de Justicia y de Ciencia e Innovación ,  en donde  exponíamos(entre otras reivindicaciones ) que el decreto franquista de mayo de 1938  que pretendía disolver a la JAE repartiendo sus servicios entre las Universidades y el Instituto de España, carecía de cualquier valor legal, pues cuando se promulgó, la JAE existía, como lo prueba el nombramiento del Dr. Calandre (mi abuelo ) en octubre de 1938, posterior a la fecha del mencionado decreto firmado por Franco en Burgos, y que por ello había que  “eliminar la fecha de 1938 de la placa dedicada en 1986 por el CSIC a la JAE y su sustitución por la de 1939, como fecha en la que dejó realmente de existir “.

La solicitud, fue apoyada por unas 200 firmas, entre ellas de destacados historiadores como Ángel Viñas. Adjuntamos los nombramientos del Dr. Calandre por la JAE en octubre de 1938, así como el sello oficial de la Subdelegación en Madrid, y el funcionamiento de dicha JAE plasmado en la Gaceta de la República. Hasta un total de 15 documentos, y  lo colgamos en la red.

Durante el año 2010 y 2011, hice una serie de  reclamaciones al   Ministerio de Ciencia e Innovación,  del cual depende el CSIC, pues en principio aceptaron alguna de las peticiones (como era la de la retirada del friso, con alabanzas a la victoria de Franco, que estaba desde 1944 en el frontispicio  del edificio principal del CSIC y que fue tapado en Agosto del 2010) pero  no la del cambio de fecha de la finalización de la JAE, a pesar de todas las pruebas presentadas .  Les recordaba que Madrid en 1938 no era todavía franquista, y que en el Centro Documental de la Memoria Histórica  de Salamanca, se encontraba el nombramiento oficial, como Subdelegado del Dr. Luis Calandre Ibáñez, indicándoles que mantener esa fecha de 1938 iba directamente contra el honor de mi abuelo y que era además una falsedad histórica.

Pero creo,  que lo que finalmente animó al CSIC a cambiar la fecha, fue un artículo que salió en el diario  EL PAÍS  del 29 de marzo del 2011 en donde se hacía una cronología de la Residencia de Estudiantes, y con ese motivo  ponen que en “1939  clausuran la JAE, y la Residencia pasa a depender del CSIC que crea la  Residencia Jiménez de Cisneros”. Sabemos lo que les aterroriza a las instituciones que se de publicidad a sus tejemanejes, en un periódico de gran difusión.

Ya ese mismo periódico habían  sacado una carta mía al director el 13 de febrero del 2007 que con el título “La labor desconocida y valiente de la JAE” en donde llamaba la atención sobre el funcionamiento de la JAE hasta el final de la guerra de España, y como prueba ponía el nombramiento de María Moliner  en la Gaceta de la República “cuestión esta que acaba de salir también indicada  en el libro “ El exilio interior, la vida de María Moliner “ que acaba de salir, de Inmaculada de la Fuente periodista del PAIS, en donde en la página 166 escribe ”….en enero  de 1939,  la Gaceta de la República consignaba que  la JAE, radicada en Barcelona,  nombraba a María  Moliner presidenta  de las sedes  de Valencia y Paiporta de la Residencia de Señoritas.

¿Qué implicaciones tiene este cambio de fecha?

Pues además de hacer justicia a mi abuelo, y a la verdadera historia de la Junta para ampliación de Estudios, abre la puerta a una  vieja reivindicación del movimiento memorialístico,  que es la declaración de ilegalidad del franquismo y consiguientemente, la nulidad de los actos represivos.

La declaración de nulidad del decreto (como implícitamente  pone de manifiesto dicha placa) de disolución cuestiona el sistema franquista  así como lo va a cuestionar la anulación que tengo solicitada desde hace 4 años,  al Tribunal Supremo,  Sala  de lo militar, de la condena  “por  auxilio a la rebelión” a mi abuelo por un tribunal militar , y que tiene visos de prosperar, dado que  en el primer juicio  en 1940 fue absuelto y luego, tras recurrir el Colegio de médicos de Madrid, fue condenado en 1942  a la cárcel ,  sin aportar pruebas nuevas. También tendrían que anular su condena por el Tribunal de Responsabilidades políticas, que se basa en la condena militar, y que le hizo pagar 10.000 Ptas., y le confiscó sus cuentas y patrimonio. Para mi es prioritario  limpiar el nombre de mi abuelo, que para la justicia sigue siendo un delincuente, solo por haberse mantenido leal al gobierno legítimo de la República. 

Junto a lo anteriormente expuesto, otra  reivindicación que tengo pendiente,  es la de solicitar al CSIC, que tras el cambio de fecha en la placa, haga el reconocimiento del desempeño del cargo de mi abuelo y de  su labor institucional y por ello de su rehabilitación.



 Rehabilitación, que va a ser difícil  de conseguir, mientras siga vigente el Decreto ilegal  franquista del 19 de mayo de 1938 desde Burgos disolviendo a la JAE y sobre la que se basa  la Ley fundacional del CSIC de  noviembre de 1939, y  que luego se  incorpora a través del CSIC en las leyes de la ciencia y tecnología de 1986(año en que se pone la placa, año de entrada en la UE) y 2011.

Hace relativamente poco, fue publicado  por el Ministerio de Educación, un Real Decreto del 18 de septiembre del 2010, en donde se regulaba el Instituto de España (IE), derogando los dos decretos que lo creaban el 8 de diciembre de 1937  y  enero de 1938, pero no se deroga el del 19 de mayo de 1938, donde se le trasferían el patrimonio de la JAE.

Queda así  dicho decreto vaciado de contenido, pues  trata de  repartir  los bienes y patrimonio de la JAE, entre  el  Instituto de España y la Universidad, y si la primera desaparece por las  derogaciones  antes indicadas, creo que solo quedaría la Universidad como receptora. 

 Una ocasión desaprovechada para derogar por fin ese conflictivo decreto,   que va contra el honor de los científicos de la JAE bajo las bombas. , y la legalidad republicana. Tendremos que seguir la lucha, y solicitar su derogación inmediata, en base  a la nueva fecha final que aparece en  la placa:1939, ahora lo tenemos más fácil.






Otras notas de la autora:

Bombardeos fascistas a los hospitales y maternidades de Madrid, un recuerdo, 75 años después

 

Las élites del poder controlan el Diccionario Biográfico Español

 

Gonzalo Anes y la destrucción del Patrimonio Histórico

 


Para unos beatificación, para otros cárcel


El vandalismo y la manipulación histórica de la Junta para Ampliación de Estudios tienen premio


Los químicos franquistas Albareda y Rocasolano, en el año internacional de la química