18 ago. 2011

Crónica de urgencia de una manifestación laica

LQSomos. Redacción. Agosto de 2011.

Más de 20.000 ciudadan@s ha marchado por el centro de Madrid contra la visita del Papa Benedicto XVI y la financiación pública de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).


La manifestación ha recorrido el centro de Madrid, pasando por la Puerta del Sol, donde los manifestantes se encontraron con cientos de peregrinos,  que pretendían cortar el paso a la plaza, momentos en los que hubo más de un cara a cara dialéctico. Banderas republicanas y con los colores del arco iris, ondeaban sobre los manifestantes imprimiendo otro color a esta ciudad invadida estos días por las diversas "recuas" católicas.

Hacia las 21:00 horas la Puerta del Sol estaba tomada por manifestantes laicos, y la calle Carretas, y la Plaza de Benavente, y Tirso de Molina… y la manifestación avanzaba ya por la calle Alcalá.

"Menos curas y más cultura", "Menos crucifijos y más trabajo fijo",  “Hemos venido, pagando el autobús”, “No con mis impuestos”, “Menos crucifijos y más trabajo fijo”, “Lo llaman estado laico y no lo es”, “Mejor perroflauta que pastor alemán", “La religión fuera de la escuela”… son algunos de los gritos coreados en el recorrido.

Varias performances alegran la manifestación: una gran pancarta gigante llevada en una plataforma y tirada por vari@s voluntariosen la  puede leer "Hessel vs Ratzinger. El combate espiritual del siglo XXI". Se trata de un montaje de Leo Bassi.  Otro papa-móvil tirado por dos ciclistas y seguido de un atrezzo de monjas, una gran escultura de “falo” laico, un paso en parihuelas de Benedicto…

La manifestación vuelve  a su origen en la Plaza de Tirso de Molina, desde las balconadas del Club de Amigos de la Unesco, Paca Gabaldón da lectura al manifiesto, que pone fin a esta manifestación.

Son las diez de la noche y el centro de Madrid, es laico, miles de manifestantes están repartidos por las zonas donde ha transcurrido el recorrido… ya empiezan a llegar las noticias de las cargas policiales, el cierre del metro de Sol…

Nuestra voz se ha oído, aunque lo “mass media” vuelvan a ocultar cifras y detalles, la realidad es que desde el 15-M, las convocatorias se llenan, y ocupamos nuestro sitio ¡La calle!