27 jun. 2011

Profesora sancionada por llevar camiseta Escuela pública


La comunidad educativa de Vallecas denuncia la sanción a una profesora por llevar una camiseta y anuncia movilizaciones.


La Comunidad educativa de Vallecas, viene desarrollando un movimiento de defensa de la Escuela Pública y en contra de los recortes de la administración bajo el lema de Vallecas no se calla, y quería manifestar su rechazo a la sanción impuesta a una orientadora del IES Arcipreste de Hita.

Una funcionaria de la Enseñanza Pública en el desempeño de sus funciones ha sido sancionada con un apercibimiento por el Director de Área Territorial Madrid-Capital, Bonifacio Alcañiz, a petición de un inspector de la zona y, a su vez, a propuesta de la directora del centro privado-concertado Liceo-Cónsul.

La “razón”: llevar una camiseta verde con el lema: “Escuela pública de tod@s para tod@s”, durante la aplicación de la prueba de CDI de 6º de primaria en dicho centro y que “ha ofendido” a la dirección de dicho centro.

La Plataforma por la Escuela Pública de Vallecas, que representa al profesorado, familias y alumnado de la zona, denuncia la represión emprendida por la Consejería de Educación con el ánimo de intimidar a quienes defienden la educación pública.

Proclamamos como ciudadanos nuestro derecho a llevar dicha camiseta en base a la libertad de expresión que nos ampara. Denunciamos el abuso de autoridad y el proteccionismo cada vez menos encubierto de la Administración Educativa a los centros privados-concertados (sostenidos con fondos públicos) en detrimento de los centros públicos.

En vez de estas prácticas contra la libertad de expresión del profesorado, debería dedicarse a asegurar el cumplimiento de la legislación educativa. Especialmente en relación al artículo 87.1 de la LOE, que obliga a una escolarización equilibrada de alumnado con necesidades educativas especiales entre centros públicos y concertados, sostenidos con fondos públicos, algo que incumplen clamorosamente.

La inspección debería vigilar el cobro de “cuotas voluntarias” a las familias en estos centros, cuando la educación debe de ser gratuita. El colegio en cuestión, ha sido denunciado repetidas veces ante la Comisión de Escolarización de Vallecas, por familias del mismo presionadas por la exigencia del pago de cuotas en teoría voluntarias. Hecho bien conocido por la Inspección. Sin embargo, es ahora cuando actúa.

La profesora sancionada realizaba la prueba de CDI, que está siendo utilizada para establecer clasificaciones en los centros por parte de la Consejería, contraviniendo la prohibición legal expresa de hacerlo a pesar de las denuncias y quejas de instituciones como el Defensor del Pueblo.

Por último, exigimos la anulación inmediata de la sanción y nos movilizaremos para ello.