15 sept. 2011

Me equivoque de estudios

LQSomos. Nicola Lococo. Septiembre de 2011.

En la certeza de que el trabajo no garantiza la riqueza, de que la riqueza no da la felicidad y de que la felicidad no exime del trabajo, de muy joven tuve claro que el único modo de salir de dicho círculo vicioso era estudiar algo tan sumamente inútil hoy en día como puede ser la Filosofía cuyo requerimiento social casi nulo me permitiría mantenerme enteramente al margen de todo empleo.
¡Craso error! Resulta que como los cazadores de dragones eruditos en su tipología, huellas, hábitat, alimentación y costumbres, todavía nos queda la posibilidad de enseñar nuestro improductivo conocimiento a las generaciones venideras. Por ello mismo, aposté de nuevo por algo más inútil y absurdo todavía en la Era Contemporánea, o sea, cursar la carrera de Teología en la creencia de que no habría demanda y sólo servía para ser cura. ¡Me equivoqué de estudios! Es verdad que hago lo que quiero, que me lo pagan bien y que soy feliz, más por lo primero que por lo segundo. Pero con todo, me considero un fracasado...Yo tenía que haberme dedicado a hacer los estudios de Urdangarín.

Hasta ahora, he estado enamorado secretamente de Helena de Borbón. Me parece una persona encantadora, impresión a lo mejor inmerecida, debida únicamente al duro contraste con el resto de la familia; Perdí mi oportunidad con veinte primaveras cuando un amigo de ajedrez que trabajaba en la Federación de Hípica conocedor de mi sincera inclinación afectiva hacia la infanta que despectivamente catalogó de parafilia, se aprestó a presentármela, advirtiéndome que montaba muy bien. Pero lo que son los amores platónicos... rehusé y acabó con Marichalar que no ha sabido luchar por sus derechos dinásticos ni los de su hijo Froilán como yo lo hubiera sabido hacer.

Todo esto viene a colación de la noticia publicada ayer por un periódico nacional donde se nos informa de que, durante el 2003, nuestra queridísima SGAE haciendo de Dooh Nibor, escogió a dedo al Instituto Nóos Consultaría Estratégica S.L, presidida por el Duque de Palma, Iñaki Urdangarín, para "mejorar su imagen" en detrimento  otros ofrecimientos de prestigiosas firmas del ramo. Según fuentes de la SGAE, fue el propio Bautista quien se reunió con el marido de la Infanta Cristina. El contrato rubricado entre ambas partes se prolongó durante tres años, en los que la empresa del Duque cobró más de 300.000 euros. En este tiempo, Nòos realizó una media de seis estudios de imagen al año, a razón de 15.000 euros cada uno, que, según fuentes cercanas a la consultora, "se centraron inicialmente en llevar a cabo un diagnóstico del estado de salud de su imagen y de su organización interna". En la actualidad, el Duque de Palma no preside Nòos, ya que tuvo que abandonarla en el 2006 cuando se descubrió que su entidad percibió 1,2 millones de euros públicos del Gobierno balear -presidido por Jaume Matas- a cambio de unas conferencias que apenas duraron dos días. ¿Me entienden ustedes ahora?

Yo tenía que haber hecho los mismos estudios que Iñaki Urdangarín: Dossieres de imagen a 15.000 euros - no niego que la tarea de mejorar la imagen de la SGAE los valga -  y conferencias de dos días a 600.000 euros la jornada...

Bueno, me queda de consuelo que como la Filosofía y la Teología a diferencia de la física, la química, la sociología o la matemática, no sirven para nada, es posible que me haya equivocado, pero al menos no soy un sirviente.