13 feb. 2011

Proyecto Nova. Sistema operativo hecho en Cuba y para Cuba

LQSomos. Olga Díaz Ruiz*. Febrero de 2011.


Como resultado de la política de bloqueo económico y financiero que el gobierno de Estados Unidos mantiene sobre Cuba, y ante el dominio de Microsoft sobre el mercado internacional de sistemas operativos, para nuestro país resulta una utopía el acceso a las aplicaciones tecnológicas desarrolladas para software propietario. Pero poco a poco la realidad parece revertirse.

La acertada apuesta del país por la migración ordenada hacia plataformas de informatización de código abierto, que se viene orientando desde hace aproximadamente cinco años, recibió un gran impulso en el 2009 con la creación del Proyecto Nova, un sistema operativo propio basado en una distribución de GNU/Linux. Dentro del proceso de informatización de la sociedad, el Grupo Técnico Nacional para la Migración a Software Libre presentó este jueves su versión 3.0, en el recinto ferial PABEXPO del Palacio de Convenciones de La Habana.

En primera instancia, esta nueva entrega "está hecha por los cubanos y para los cubanos", destacó el ingeniero informático Alan Pierra Fuentes, miembro del Grupo Técnico, quien además, explicó que su implementación y distribución están encaminadas a lograr altos estándares de excelencia en materia de independencia y soberanía tecnológicas sobre los productos y soluciones informáticas de factura nacional, sin perder de vista su elevada capacidad para adaptarse a cualquier soporte o sistema.

"Nova representa el avance del país en este campo, a partir del trabajo con un modelo de desarrollo tecnológico colaborativo, que incluye el acceso al código fuente y garantiza una mayor protección del sistema frente a la invasión de aplicaciones malignas y la existencia de puertas traseras, aunque no lo hace invulnerable", precisó en la XIV Convención Internacional Informática 2011.

Héctor Rodríguez Figueredo, vicerrector de la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI) y director del Grupo, coincidió en que en este sector Cuba defiende el desarrollo de herramientas y aplicaciones propias, específicas para nuestro sistema empresarial, evitando tener que adquirirlas en el mercado internacional a precios millonarios.

Para ello, casi 30 800 paquetes de aplicaciones informáticas para Nova ya están disponibles en el portal www.nova.cu, diseñados de manera que su instalación, eliminación y actualización en el sistema sea más agradable para todos los usuarios al migrar de software propietario a libre. La industria cubana de hardware se une a la iniciativa a través de empresas como GEDEME Electrónica, que ya están ensamblando los ordenadores que se comercializan en el país, los cuales portarían tanto a Nova como a Windows.

Según Pierra, el lanzamiento de la versión 3.0 también incluye las variantes Nova Escritorio, para trabajo común de navegación, mensajería y ofimática a partir de una interfaz amigable y asequible a los usuarios; otra versión para Servidores, encargada de atender los servicios telemáticos comunes como correo electrónico y servidores web, que ahora pueden ser administrados de manera más sencilla; y por último el Nova Ligero, de cómodo empleo en aquellos equipos de bajas prestaciones que circulan todavía en el país.

"Al principio realmente había un alto nivel de desconocimiento sobre las características de este sistema operativo, además la mayoría de los cubanos no estamos acostumbrados a trabajar con plataforma de este tipo, por lo que es frecuente y comprensible encontrar cierta resistencia al cambio", reconoce el vicerrector de la UCI.

Es un proyecto joven —agregó— con mucho camino por recorrer, confiamos en que gracias a la capacitación y a la difusión del tema en conferencias y eventos, así como a través del trabajo de los Joven Club en el sector comunitario, una de las principales vías de retroalimentación para perfeccionar las potencialidades de Nova, el país estará listo para dar el salto definitivo.