9 feb. 2011

Nicaragua: Regular la tercerización para garantizar el trabajo digno


LQSomos. Giorgio Trucchi*. Febrero de 2011.

El MSN volvió a plantear la urgente necesidad de aprobar la Ley de Regulación de la Tercerización.

El Movimiento Sindical Nicaragüense (MSN), instancia conformada por un amplio espectro de organizaciones sindicales, volvió a plantear la urgente necesidad de aprobar la Ley de Regulación de la Tercerización, cuyo proyecto sigue engavetado en la Comisión de Asuntos Laborales del Parlamento.

En abril de 2009 las organizaciones sindicales nicaragüenses introdujeron en la Asamblea Nacional un proyecto de ley para la regulación de la tercerización en el país. Un proyecto fuertemente rechazado por la empresa privada, que sigue acrecentando sus ganancias a costa del sudor de las y los trabajadores precarizados y subcontratados.

“La tercerización es un flagelo que va diezmando a los trabajadores y trabajadoras nicaragüenses, quienes sufren las consecuencias de los bajos salarios, pésimas condiciones laborales, sin prestaciones sociales, ni derechos sindicales”, dijo Marcial Cabrera, secretario general de la Federación Unitaria de Trabajadores  de la Alimentación (FUTATSCON).

Según el dirigente sindical, la creciente complejidad de los fenómenos laborales y productivos en el marco de la globalización, “han determinado el surgimiento de figuras y formas de contratación no conocidas anteriormente, tales como la tercerización, la subcontratación y la intermediación”. Es por eso que las organizaciones sindicales exigen una inmediata, apropiada y efectiva regulación de tales modalidades, “para que la modernización de las relaciones laborales en el país no se traduzca en un retroceso de las conquistas y derechos de los trabajadores y trabajadoras nicaragüenses”, dijo Cabrera.

En opinión del presidente de la Confederación Sindical de Trabajadores “José Benito Escobar” (CST-JBE), Luis Barboza, lograr la aprobación de esta ley durante la actual legislatura es de vital importancia. “Ya tenemos muchos ejemplos de empresas de los sectores de la construcción, aeropuertos, tabaco y azúcar que han decidido contratar de forma permanente a miles de trabajadores, garantizando la estabilidad del trabajo y de las empresas mismas.

Es la demostración -continuó Barboza- de que las cosas pueden cambiar. No podemos seguir aceptando, por ejemplo, que el 85 por ciento de los más de 600 mil trabajadores agrícolas sean tercerizados”, aseveró.

Precarización laboral
De acuerdo con datos presentados por el MSN, además del campo, la precarización laboral afecta a muchos más sectores, dejando a los trabajadores y trabajadoras en una total indefensión.

“Sólo la mitad de las más de 80 mil personas que trabajan en los sectores de hoteles, restaurantes, bebida y vigilancia privada gozan de la seguridad social. Lo mismo ocurre en la construcción, donde sólo el 60 por ciento de los 102 mil trabajadores con que cuenta el sector está en la informalidad y la inmensa mayoría no está asegurada”, concluyó Barboza.

Ante esta situación, las organizaciones sindicales volvieron a plantear la urgente necesidad de aprobar la Ley de Regulación de la Tercerización, y anunciaron fuertes movilizaciones ante eventuales tácticas dilatorias.

“Queremos que se regule ese fenómeno –dijo Cabrera– y que los empresarios que subcontratan o contratan a empresas tercerizadoras, asuman de forma solidaria las violaciones que cometen estas mismas compañías. Hacemos un llamado a los miembos de la Comisión de Asuntos Laborales y a los empresarios para que recapaciten.

No se puede seguir construyendo riqueza a costa de la sangre de los trabajadores tercerizados. Vamos a movilizarnos y a emprender acciones hasta que se apruebe la ley”, concluyó el directivo de FUTATSCON.