3 sept. 2011

¿Por qué no nos dejan votar?

LQSomos. Varios autores*. Septiembre de 2011.

Los dos partidos mayoritarios desean reformar nuestra Constitución de una forma acelerada y precipitada, por el procedimiento ordinario y en 23 días, en una situación política inverosímil, con un parlamento que ya tiene fecha de caducidad, el 26 de septiembre. Esta reforma constitucional tiene un fondo más que peligroso y donde el debate sería profundo, pero lo que la desautoriza a corto plazo son las formas. ¿Por qué no responden a estas preguntas ninguno de los dos partidos?


1.- ¿Qué miedo tienen al referéndum? En primer lugar no es vinculante, porque así lo indica la propia Constitución. En segundo lugar, no tendría sobrecostes, el día 20-N estamos convocados a las urnas, sólo habría que poner la tercera urna y dos papeletas más. ¿No será que tienen miedo de que gane el no? ¿O algo peor, que se demuestre su falta de representatividad, ocasionada por una ley electoral hecha a su medida? Entre el PSOE, incluido el PSC, y el PP suponen un 91% del Parlamento, y es evidente que en un hipotético referéndum ni se acercarían a ese porcentaje.

2.- ¿Por qué no explican que ya hay un límite del 3% recogido en el pacto de estabilidad de la UE del año 1997, y que todos los países hemos incumplido sin que haya tenido efecto ninguno? ¿Nos seguimos creyendo que una ley soluciona un problema?

3.- ¿Por qué la ley orgánica que regulará cómo funcionará este techo de déficit tiene de plazo hasta el 30 de junio del 2012? ¿Y por qué esa ley debe ser orgánica?

4.-¿Por qué aprobar esta reforma con esta urgencia si no entraría en vigor hasta el 2020?

5.-¿Dónde quedó el programa electoral del PSOE que hablaba de reformar la Constitución en otros aspectos, el más importante, porque supone un procedimiento agravado, el tema de la sucesión de la Monarquía? ¿Es que en España creamos un ministerio de Igualdad y mantenemos la ley sálica en la Constitución?

6.- Algo tan importante como la Constitución, y tan mal interpretado -sólo recordar, por ejemplo, que también recoge el derecho a una vivienda digna-, debería reformarse con el consenso de todas las fuerzas políticas y, si se la leyesen con intención de aplicarla, también con la participación de todas las ciudadanas y ciudadanos.

7.- Por último, esta Constitución fue redactada en un momento histórico completamente diferente al actual y fue votada por personas que actualmente tienen más de 51 años, la mayoría de las personas con derecho a voto actualmente no pudimos participar en ese referéndum. Y nos quieren negar la posibilidad de votar incluso una reforma, que ellos mismo califican como menor al usar el procedimiento ordinario. ¿Por qué? ¿Por qué no nos explican las causas de esta prisa impositiva por aprobar un techo al déficit, con esta falsa urgencia?

* José Javier Gil Larrea, Eneko Nieto Pérez, Marcelo Arganaraz de Arco, Alberto Riol y Jesús Hernández Pérez. Publicado en “Noticias de Navarra”

¡Referéndum vinculante YA!