11 abr. 2011

14 de abril, República y genocidios

LQSomos. Milagros Riera. Abril de 2011.

Hace ya 80 años que amaneció para este país una época de progreso y libertad, pronto fue truncada por los que deseaban continuar con el oscurantismo y la opresión que tantos poderes les daba, conspiraron hasta acabar con nuestra niña bonita, nuestra República, y su ausencia se hace cada vez mas dolorosa, nos hace falta Republica y no pararemos hasta que la consigamos.

Los que nos la robaron, los fascistas, decían que España, esa Unidad de Destino en lo Universal debía ser un ejemplo para el mundo y de hecho lo era, lo fue y lo sigue siendo.

Este país fue siempre un espejo de genocidios, empecemos por la hecatombe de los judíos y moriscos, ya entonces la Iglesia y los poderosos se unieron para acabar con una categoría de gente que les estorbaban, querían sus tierras y riquezas, querían sus almas para traficar con ellas, una vez despojados de todo los expulsaron o los quemaron, desaparecieron y la Historia cuenta las hazañas de Torquemada y los Reyes Católicos, sus verdugos.

A continuación empezó el mayor genocidio de la historia, el de los pueblos de América, las negras naves llevaron la destrucción y la muerte para millones de nativos a los que se les privo de sus países, de sus riquezas de sus tierras y también de sus almas, que aun hoy día siguen prisioneras de sus verdugos, la destrucción de todo un continente se llamó la gloriosa hazaña de los Conquistadores, pueblos enteros, como los caribes desaparecieron victimas del genocidio, destruidos por asesinatos, torturas, violaciones. trabajos forzados y enfermedades a las que sus cuerpos enflaquecidos no podían hacer frente, nunca sabremos como hablaban, como eran ni como amaban, gloria a la monarquía española.

Los siglos pasaron sin que en el Estado español hubiera ningún progreso, la Iglesia mandaba, los terratenientes vivían del expolio de las tierras, los trabajadores creaban la riqueza de una burguesía que no les reconocía ningún derecho, a parte el de ir a misa, y cuanto mas mejor. Aun así los sufridos súbditos de los Borbones empezaron a pensar, a saber que en otros países había democracia y derechos que ellos no tenían, así que de protesta en revuelta acabaron deshaciéndose de la monarquía, por las urnas, democráticamente, pacíficamente y así nació en el país llamado España la esperanza de un futuro mejor.

La República llego por el voto y fue asesinada por las armas, y ahí empieza el moderno genocidio, planificado, llevado a cabo por las fuerzas de la reacción más cerril, militares, Iglesia, ricachos, falangistas y fascistas, todos conocemos la historia, o bien beberíamos conocerla. Metódicamente se fue acabando con todos los que podían oponerse a la instauración de un estado fascista y teocrático, hombres, mujeres y niños, todos los que según ellos podían no ser partidarios del fascismo fueron asesinados, sus hijos desaparecieron en manos del clero que sacó beneficio con ellos, pero todo esto no era lo principal, lo que deseaban era provocar el terror y así fue. Este genocidio fascista fue ejemplo para el que provocaron en Europa los nazis, Hitler tuvo en Franco un buen maestro.

El genocidio que sufrieron los republicanos tuvo éxito y eso sirvió de ejemplo para otros en América Latina. Videla en Argentina lo aplico tal y como se había hecho y se continuaba haciendo en la Madre Patria, golpe de estado, ejercito asesino, crímenes contra todo el que se opusiera al dominio militar. Con el pretexto del terrorismo, siempre dispuesto a servir para justificar represiones, robos e invasiones, se fue exterminando las capas de la población susceptibles de no aprobar el Orden Nuevo, estudiantes, docentes, profesiones liberales e intelectuales capaces de protesta, los sindicalistas y obreros fueron duramente castigados,   todos acabaron torturados y asesinados, sus hijos fueron entregados a familias del régimen, como aquí. En Argentina este genocidio fue apoyado por el Vaticano que vendió armas al dictador, recordemos al Papa casi santo dando la comunión al asesino, los curas participaron activamente en la represión, como durante nuestro modélico genocidio. Lo apoyaron también los terratenientes e industriales que no deseaban protestas obreras, y sobre todo los usakas que deseaban extender a todo el continente la operación Cóndor, es decir el exterminio de todos los que intentaban oponerse al imperialismo.

Si nuestra Republica hubiera sobrevivido tampoco nuestro genocidio no hubiese existido y no habría servido tampoco de modelo a otros. En el Chile de Pinochet encerrar a sus oponentes  y asesinarlos en la plaza de toros tiene un perfume muy hispánico, otros genocidios continúan, como en Colombia y el modelo de impunidad español continua vigente para que se pueda asesinar sin riesgo.

En Argentina las victimas del genocidio han conseguido llevar   sus verdugos a los tribunales, la lucha de las madres de la Plaza de Mayo, las locas les llamaban, ha conseguido recuperar a muchos de sus nietos arrancados de los brazos de sus hijas antes de asesinarlas.

Una lucha que debe servirnos de modelo, aquí los crímenes siguen impunes y se nos sigue negando el derecho a enterrar a nuestros muertos, a honrarlos y pedir para ellos Verdad, Justicia y Reparación. Los niños robados siguen sin saber quienes fueron sus padres, y estos nunca recuperaran a sus hijos vendidos a buen precio o muertos en siniestros orfelinatos. Los descendientes de los asesinos se oponen a que se sepa la verdad, la Iglesia sigue insultando nuestra memoria y debemos luchar contra la indiferencia de muchos y las burlas y risas de algunos que ponen así de manifiesto la vileza de sus almas, todos desean que sus crímenes se hundan en la noche del olvido, no lo conseguirán.

Para que no lo consigan es preciso que haya una República que reconozca el agravio que se hizo a los que lucharon y murieron por ella, el Borbón heredero del fascismo no lo consentirá. La Republica puede traernos la Verdad, la Justicia y Reparación que pedimos y que sin ella nos será difícil alcanzar, la llamada ley de memoria nos muestra cada día la burla que representa, el fallo sobre el juicio de Miguel Hernández no es más que uno de sus últimos avatares. La Republica traerá mas bienestar para los ciudadanos, un bienestar que nos roban cada día con engañosos pretextos de crisis amañadas, necesitamos políticos honestos, justicia social, laicismo, separación de la Iglesia y del Estado efectiva, muchas son las cosas que podemos pedir a la Republica que vendrá y para tenerlas tendremos que luchar para alcanzarlas.

¡Viva la República! 

http://ateosyrepublicanos.blogspot.com/